Gastas más de lo que ganas

¿Gastas más de lo que ganás? Si estas leyendo esta nota es porque te sentiste identificado con el título. Como estamos de acuerdo voy a enfocarme en formas de revertirlo. ¡Alerta spoiler! Todas implican un montón de trabajo ¿Cuántas corbatas necesitas? Si estas con decisión para cambiar seguí leyendo. Sino podes pasar a otra cosa

Comprar a crédito puede ser peligroso porque tu cerebro no relaciona que ese viaje o ese televisor te va a costar mucho dinero mes a mes al no ver como lo billetes pasan de tu billetera a la caja registradora del comercio. Las tarjetas de débito y crédito pueden funcionar como las fichas de ruleta en un casino. Al no ver los billetes saliendo de tu bolsillo hacia los del croupier se toman decisiones sobre dinero con mucho mas vehemencia e imprevisibilidad.

Si a eso le sumamos las financiaciones «sin interés» los compradores impulsivos están sometidos a una bacanal permanente de consumo y gastos innecesarios. Y si la cuota es de un monto menor el plazo en donde terminaremos de abonar el televisor pasa a ser hiper secundario. Si solés comprarte ropa de forma «impulsiva» clickea acá, te comparto algo que te va a servir para controlarlo.

Esas compras impulsivas sin pensar en el plazo y solo en el consumo hoy son las que suelen generar luego recargos, costos, punitorios y hasta problemas familiares. Incluso a veces esas compras se realizan con tarjetas ajenas para «aprovechar la promoción» y terminan generando una gran discusión cuando el impago se produce.

Las compras imprevistas son las que mas rápidamente generan que pagues mas por ese producto. Como no te fijaste si mensualmente ibas a poder pagar la cuota y si no la pagas no pasan por tu casa a retirarte el producto vas atrasándote con los pagos. Con cada día de atraso los cargos por mora o intereses punitorios te hacen pagar más por un mismo producto. Si a la oferta le sumamos los costos de pagar fuera de fecha la promoción inicial deja de ser ventajosa.

Comprar todo en cuotas te vuelve dependiente de la tarjeta de crédito. Vas a vivir con deudas por préstamos de consumo que suman una presión adicional en tu vida. Tarde o temprano vas a tener que abonarlas y cada cuota mas sus punitorios serán un recordatorio severo de tu compra impulsiva.

Escucha el podcast en Spotify o Youtube para aprender más sobre Finanzas Personales.

Cambiar de trabajo es mas complicado cuando esas endeudado. En las empresas financieras se suelen chequear los antecedentes crediticios de los candidatos y si son morosos quedan en desventaja con respecto a otros candidatos. Además el riesgo de cambiar pone mas presión sobre los ingresos necesarios para cumplir con las obligaciones que ya tenes con tus tarjetas o financieras.

Ademas pueden resentirse tu relación de pareja, las discusiones por dinero son de las mas frecuentes cuando no están bien encaminados, y tu salud, por el stress y/o insomnio de la situación.

Si te gusta el contenido que comparto semana a semana llevate un producto de mi tienda para darle sustentabilidad al proyecto ¡Contamos con vos!