Fracasé en la bolsa mal asesorado

Cuando empezás a operar con acciones, bonos y derivados corres el riesgo de caer en asesores poco profesionales que no fortalecen tu proceso de inversión sino todo lo contrario. En películas como El Lobo de Wall Street, Rouge Trader o la histórica Wall Street esto se ha dramatizado con mucho detalle.

Igualmente en Argentina suelen surgir casos similares apalancados en la capacidad de oratoria de sus promotores y la escasa cultura bursátil entre los ahorristas o «plazofijistas».

Incluso Rocky puede enseñarnos mucho sobre asesores financieros que trabajan para ellos mismos y no para su cliente. Si al conversar con alguién sobre inversiones le detectas alguno de estos comportamientos vas a saber que es un buen jugador de truco pero que no lo querés como asesor financiero de tu proceso de inversión:

Todo es popularidad y timming en el corto plazo

Si las ganancias o rentabilidad del proceso de inversión que te propone esta asociado a aprovechar «el nuevo boom», «lo que esta de moda» o «subiendo ahora» por un corto plazo ¡Desconfía! Los procesos de inversión llevan meses y años. Muchos incautos invirtieron en activos por estar de moda y lo padecieron cuando los precios se desplomaron.

Otras veces la transacción se justifica por «tener información» o «estar hace mucho en esto». Tenes que saber que existen el análisis técnico y el análisis fundamental como herramientas para decidir el momento y que activos sumar a tu cartera de inversión. Confiar solamente en el «dato» no solo es poco profesional sino también puede ser ilegal, como sucede en la serie Billions.

No tiene en cuenta el perfil de riesgo del inversor.

Si la recomendación no se ajusta a tu perfil y es idéntica para cada cliente al que asesora no vamos por el buen camino. Cada persona tiene su propia relación con el riesgo y el rendimiento de sus inversiones. No hay una receta única e infalible. Hay tantas opciones como personas. Debe ser la combinación que te hace sentir más cómodo a vos. Por eso es importante tener objetivos claros como inversor. ¡No te dejes convencer facilmente!

Los «caballitos de batalla» miran para atrás, no para adelante.

Para ejecutar tu estrategia tenes que seleccionar los activos que consideres adecuados para tu cartera y perfil de riesgo. Si el asesor solo se basa en rendimiento del pasado sin proyecciones ¡Estás en problemas! Los rendimiento pasados no aseguran rendimientos futuros. Si te aseguran rendimientos sin riesgo ¡Te están mintiendo!

Además toda estrategia debe monitorearse y ajustarse con el tiempo para que siga cumpliendo con sus objetivos y se relacione coherentemente con el perfil de riesgo del inversor. Siempre podes chequear en la web de BYMA a las ALYCs habilitadas para operar y evitarte sorpresas.  Si no esta en esta lista no operes con esa entidad o persona. No querés ser el muchacho de la foto.