¡Fire! Jubilarse joven y pasarla bien

Se puede vivir una vida FIRE: alejada del lujo innecesario, cerca de la sencillez y plena de salud. Ahorrar, no endeudarse, vivir solo con lo estrictamente necesario e invertir con un objetivo claro son las claves para aquellos que no quieren trabajar toda la vida y sí disponer de tiempo para dedicarlo a lo que mas les gusta hacer (sea lo que sea ¡incluso pompas de jabón!).

Cada vez mas personas se suman a un proceso conocido como FIRE por sus siglas en inglés (financially independent and retire early). Minimalistas o frugalistas van ganando espacio en el mundo.

Empleados bien pagados de empresas tecnológicas empezaron a llamar la atención de medios especializados en Europa y EEUU por la decisión de trabajar y ahorrar mucho durante algunos años para luego afrontar una vida minimalista y más cerca de sus gustos personales que de las obligaciones cotidianas.

Lo que puede verse al principio como una utopía del lejano primer mundo y propia de quienes trabajan en el Silicon Valley se transforma notablemente cuando transformás tus memes financieros y decidís vivir más con menos cosas.

Vivir de rentas, hacer algo que te guste mucho y no gastar de más. La versión 3.0 del mas alocado sueño que puedo haber tenido mi bisabuelo cuando bajó del barco en el puerto de Buenos Aires.

¿Cómo empezar a ser FIRE?

¿Cómo lo haces? Alcanzas tu etapa FIRE en el momento exacto en el que tus ingresos pasivos (inversiones, alquileres, etc.) cubren tus gastos por el resto de tu vida. En ese momento, podrías dejar tu trabajo habitual y hacer lo que más te guste:

  • Disfrutar de tu hobby favorito
  • Viajar por el mundo
  • Montar un negocio que realmente te apasione
  • Disfrutar con un voluntariado
  • Dedicarte a tu familia
  • Cualquier cosa que te haga feliz

La regla general es que lo que gastas determina cuánto necesitas. Una frase simple que puede ser revolucionaria en una sociedad consumista y productivista que nos impulsa a gastar todo el dinero que tenemos y trabajar incansablemente para obtener más, y gastarlo, reproduciendo el ciclo hasta el infinito.

ADDENDA PERSONAL: El periodista Axel Marazzi se ha referido a este «white people problem» en la revista Anfibia y en la radio de la Universidad de Cuyo . Le ha un enfoque muy interesante a esta cuestión. Guardá en favoritos esos links.

La mayoría de los casos que se difunden en el mundo son profesionales muy calificados de sectores dinámicos de la economía. Es visto como la etapa superadora del free lance, la patria monotributista y el jomofis

Podes leer las aventuras de Peter Adeney (conocido como Mr. Money Mustache), los muchachos de  Early Retirement Dude,  una pareja muy especial escribe Our Next Life y Frugalwoods te permite aplicarlo a un plan mas familiar. Otra opción con muchas ideas es Millennial Revolution. Todas opciones que se plantean «recuperar el control de sus vidas«, en palabras de Scott Rieckens, un reconocido impulsor FIRE.

«No es rico quien más tiene, sino quien menos necesita» reza la sabiduría popular desde hace muchos años. El movimiento FIRE se ha decidido a ponerlo en práctica. Es un estilo de vida que une ingresos pasivos (como rentas), trueque, inversiones, reciclaje, rechazar el consumismo y  usar productos de segunda ­mano.

En los países desarrollados simplemente el plan consta de ahorrar mucho. La mayoría de quienes pueden darse el lujo de retirarse a una edad muy temprana lo hacen ahorrando por lo menos la mitad de sus ingresos.

En la Argentina tenes que ser muy certero con tus ahorros e inversiones para superar a la inflación. Tenés que capacitarte sobre inversiones de forma tal que puedas obtener una tasa de rentabilidad que supere a la inflación o invertir en moneda dura.

En épocas donde Marie Kondo es una estrella pop gracias a su serie en Netflix y Fumio Sasaki es best seller es lógico que surjan movimiento como FIRE, una suerte de talibanes del orden, la productividad, el ahorro y la inversión. Los chicos de Minimalism también pueden conformar esta trinidad.

6 hábitos para ser FIRE

Para sumarte tenes que llevar adelante estos seis hábitos que contradicen muchos memes financieros que compartimos de generación en generación. Ellos son:

1. Ahorra más

Implosioná tus gastos innecesarios. Establecé tu nivel de estilo de vida y permanece en él. No sobractúes el ahorro niel esfuerzo. Nunca vas a gastar cero. Encontra un nivel de vida que te resulte cómodo y defendelo generando mas ingresos.

2. Gana más

Obtené el impulso profesional necesario para crecer dentro de la empresa donde estés o como emprendedor. Parte del impulso pueden ser mentores para superar debilidades o áreas de mejora. Hacerte la pregunta «¿Que mejora mi empleabilidad?» es estratégico. Sera el primer paso antes de pensar en inversiones e ingresos pasivos.

3. Invertí más

Tus inversiones no tienen que ser muy complicadas, solo necesitan crecer. La norma común es dedicar la mayor parte del sueldo a los gastos y otra parte ahorrarla para dedicarla a la inversión, para acumular un capital que sea superior a la suma de los gastos de los años que nos quedan por vivir, o bien cuyo rendimiento mensual sea superior a nuestros gastos mensuales.

Invierten apropiadamente según su plan. No arriesgan todo su capital por una corazonada sino para que con el mínimo de riesgo posible poder cubrir sus gastos por el resto de sus vidas.

4. Endeudate menos

No deberías endeudarte de forma innecesaria. Algunos ejemplos serían: pagar grandes compras con tarjetas de crédito, adquirir préstamos para un coche nuevo, irse de viaje a través de un crédito rápido, etc. Simplemente, no te gastes el dinero que no tienes o el “Futuro tú” pagará las consecuencias de tus actos.

Las deudas solo son aceptadas si te permiten generar más ingresos como una propiedad de inversión o algo que les genere más dinero (ampliar su casa para albergar mas personas por Airbnb o Couchsurfing).

5. Mantené tus gastos fijos bajo control

Son moderados, su objetivo es ahorrar para no depender de un trabajo tradicional. Por eso viven cómodos, pero no tanto como sus ingresos actuales se lo permiten.

6. Gasta creativamente

Un auto nuevo vale casi un 20% menos al pisar por primera vez la calle, si viajan a Disney se hospedan fuera de los parques para evitar sobreprecios y suelen disfrutar en temporada baja. La clave no es vivir mal, sino hackear el consumo y la productividad.

Estos seis hábitos consolidados en el tiempo te permiten trabajar solo en lo que te da placer, disfrutas o simplemente tenés ganas. Incluso puede implicar una forma de jubilarte antes que el resto de tus conocidos sin ganarte la lotería.

Cuando se refieren a «retirarse» no necesariamente implica recluirte y no estar activo sino dedicarte a lo que gusta o apasiona. Cuanto mas temprano comenzas a incluir estos hábitos es más probable que tengas éxito ya que tu aliado es el interés compuesto.

A modo de cierre

Desde todos los podcast de FIRE explican que la clave es poder generar un flujo de ingresos permanentes y seguros que te permita llevar tu nivel de vida e invertir para que el dinero gane poder de compra. Sobre las dudas que les genera a muchos y sus principales dificultades encontré esta nota (Pronto voy a subir un posteo detallado al respecto).

Aprovecha cada episodio para aprender más sobre finanzas personales

Este movimiento hackea la forma de pensar tu vida cotidiana. Al igual que sus pares informáticos pueden ser considerados locos e idealistas. Pero han decidido vivir su vida de otra manera y para ello pasan de pensar en la propiedad de las cosas a el uso de esos mismo bienes. Si tienen un auto lo sumarán a Uber, con su departamento se sumaran a Airbnd o Couchsurfing y ofreceran sus servicios profesionales por Workana.

ADDENDA PERSONAL: Otra cosa común es la economía del uso en contra de la economía de la propiedad. Poseer un bien puede ser una carga y un costo. Su uso es lo mas placentero. Tercerizarla o activarla la propuesta FIRE. Si compra un coche, es para introducirlo en alguna plataforma de carpooling y si se dispone de una vivienda propia se pone a disposición en plataformas como Airbnb.

En Alemania han desarrollado una corriente social que se entronca con los primeros inconvenientes en el sistema de pensiones y jubilaciones. Ante esta situación este grupo se vuelve contracultural «¡No queremos una jubilación del Estado»! Un caso para leer con detalle es este.

ADDENDA PERSONAL: Al fin de cuentas la parte «RE» del movimiento FIRE es jubilarse o retirarse a temprana edad. Quiero dejar este punto bien en claro. Por jubilarse no debemos entender «hacer nada». El objetivo último del movimiento no es «dejar de trabajar» o «dejar de ser productivo» sino lograr que sus integrantes puedan ocupar su tiempo del modo que quieran.

Mucha gente se siente igual que los hamster corriendo toda su vida entre las exigencias del productivismo y el consumismo. La salida que les ofrece el movimiento FIRE es muy tentadora. Es el poder hacer cosas que querés hacer, incluyendo un trabajo menos lucrativo (pero más apasionante) que te de libertad y flexibilidad. El concepto FIRE funciona para personas curiosas e inquietas que les gusta aprender, y tener nuevas experiencias. La clave es poder hacerlo sin tener que depender del trabajo para pagar tus gastos. El eje principal es deshacerse de aquellas pertenencias y obligaciones que no nos hacen felices. Esa prescindencia puede ser liberadora. No es un desafió fácil. Exige mucho compromiso y dedicación.

Si leíste hasta acá y te gusta el contenido que comparto semana a semana llevate un producto de mi tienda para darle sustentabilidad al proyecto ¡Contamos con vos!