Pareja y dinero: problemas irresueltos

Los problemas más habituales de las parejas tienen que ver con la confianza y la envidia. Y el dinero en ambos casos es su compinche habitual. Por eso voy a tratar de resumir las situaciones financieras que suelen acabar con parejas:

Caso I:

«Mi pareja es adicta al pago mínimo y la cuotificación.

Siempre se gasta lo que no tiene».

Esto suele ocurrir cuando se confunde a la tarjeta de crédito con dinero propio o una suerte de permiso ilimitado para gastar. Es probable que tenga varios intentos fallidos por re encauzar la situación. Ante imprevistos es una situación lógica que una persona recurra a la cuotificación y el pago mínimo. Pero no puede ser un recurso habitual. El costo de ese hábito es altísimo.

Es posible que el vínculo comience a deteriorarse cuando el mas ordenado vea, sienta o perciba que el otro integrante no tiene un plazo para liquidar sus deudas y solo las extiende en el tiempo generando pago de intereses y stress.

Si juntos abordan un presupuesto de ingresos y gastos realista con el objetivo principal de ordenar su situación financiera se asegurarán despejar del futuro de la relación los conflictos derivados de la confianza y la envidia.

Saber como se produjeron esas deudas y encontrar juntos los hábitos que les permitan resolver la situación y evitar que se repitan en el futuro son una apuesta certera por la prosperidad de la relación.

Caso II:

«Mi pareja gasta como millonaria y gana como mendigo»

Fans de la marca de la manzanita o de aparentar un estilo de vida pueden tentarse con compras que no se ajustan al presupuesto familiar o personal. Lo cual lleva a discusiones cuando el dinero escasea en la ultima semana del mes o se debe postergar el pago de una tarjeta de crédito o el alquiler.

Si uno de los integrantes tiene mayores ingresos es normal que su nivel de gastos mas elevado pero si los gastos se acercan o superan a los ingresos se verán envueltos con estudios jurídicos y agencias de cobranzas mas temprano que tarde. Cada compra les costará mucho más de lo que pensaban y el stress se sumará a la vida cotidiana de la pareja.

En cualquiera de estas situaciones, hay muchas mas, los memes financieros son completamente diferentes en una pareja por lo que el único camino para recorrer juntos y solucionarlo es con un dialogo sincero del que surjan compromisos por generar hábitos financieros saludables. Si no hacen se puede acumular resentimiento en formato iceberg con una punta de humor y resignación mientras  bajo el agua se acumulan frustraciones y deudas.

Ante cada dialogo deben proponerse llegar a un acuerdo que evite la discusión y la pelea. Tengan reuniones mes a mes o semana a semana para conversar sobre gastos y presupuestos de forma tal que no los sorprendan sus desvíos y logros sobre los objetivos financieros. Para discusiones tenemos la canción…

Anuncios