Manejar plata en la pareja

¿Hablaste de plata en la pareja antes de empezar a planear el casamiento o irse a vivir juntos? La respuesta mas habitual es «pocas». Algunos años atrás solo el hombre salía del hogar, trabajaba y «paraba la olla». No había mucha discusión posible. Hoy es muy distinto.

Es de lo mas habitual que dos personas financieramente independientes decidan vivir juntos. Y no hay una sola manera de gestionar el dinero en la pareja. Aquí algunos ejemplos:

Independencia e Igualdad

Cada integrante de la pareja maneja sus finanzas sin rendir cuentas, completamente por separado pero ambos mantienen una cuenta en conjunto para los gastos compartidos a la que aportan el mismo monto de dinero mes a mes. De esa cuenta conjunta se abonan alquiler, impuestos, supermercado, etc.

Es el método más frecuente cuando ambos tienen trabajos con remuneraciones parecidas y tienen compromisos financieros bajos o controlados. ¡No hay verdades absolutas para manejar la plata en la pareja!

Independencia y Equidad

Cada uno aporta a la cuenta común de acuerdo a sus ingresos. Cada miembro contribuye con un porcentaje similar de sus ingresos a una cuenta conjunta que les permite cubrir todos los gastos conjuntos.

Así se prioriza la equidad por sobre la igualdad. Ya que ambos integrantes de la pareja aportan el mismo porcentaje de sus sueldos hasta cubrir los gastos compartidos. Es una forma de organizarse interesante para integrantes de parejas con ingresos muy dispares.

La mayoría de las formas de organizarse con el dinero en la pareja son derivados de estas dos, voy a aprovechar para avanzar con un par más.

Austeridad y Unilateralidad

Ambos actúan como si sólo existiera un ingreso. Viven con un sueldo y ahorran el 100% del otro. Es una opción para parejas con ingresos desiguales o que planifican vivir con solo un ingreso en el mediano plazo. De esta forma el presupuesto de gastos se ajusta a uno de los sueldos y el ahorro al otro.

Con uno de los sueldos deberán costear gastos básicos y alimentos,  esparcimiento y deudas. Mientras que el segundo se destina a una cuenta de ahorro, plazo fijo, FCI o cuenta comitente.

¿Te gustaría aprender más? Llevate el podcast a tu celular, aquí un acceso rápido:

¡Dale seguir al podcast!

Si te cuesta hablar de dinero con tu pareja ¡Empezá lo antes posible! El objetivo es encontrar la forma adecuada a cada situación. No hay recetas únicas ni memes por respetar. Solo una forma en la que estén de acuerdo y les funcione. 

Anuncios