Presupuesto ¿Para qué me sirve?

Hago un presupuesto para saber cuantos lujos me puedo dar ese mes. No para autoflagelarme con su cumplimiento. Algunas personas me miran raro cuando les digo que mi presupuesto incluye cenas en restaurantes y entradas para teatro o cine. Durante mucho tiempo tuve presupuestado como premio un café alto en Starbucks si cumplía con el objetivo semanal de gastos. ¡Para eso es un presupuesto! Comparto con vos los distintos roles de un presupuesto en tus finanzas. 

Presupuesto como herramienta

Enfocarte en el presupuesto como una herramienta para lograr tus objetivos es la forma correcta de empezar a ordenar tus finanzas personales. ¿Es lo que hace la mayoría de las personas? No ¿Es lo que piensa la mayoría de mis amigos y familiares? Tampoco. Presupuesto esta asociado a límites, números sin sentido y algún recuerdo escolar poco agradable.

Pero el presupuesto es la mejor forma de descartar gastos innecesarios, pagarte a vos mismo y ahorrar para luego invertir. El presupuesto tiene que ser tu guía o tutor en el manejo del dinero. Te va a recordar los pasos para lograr tus objetivos financieros. Y si genera hábitos ordenados de gasto y ahorro hasta es posible que en un futuro ya no lo necesites y se transforme en otra herramienta.

ADDENDA PERSONAL: Mi abuela repetía siempre «Hay mas días que morcilla» una buena forma de tener en cuenta que ante ingresos escasos el ingenio es clave para gestionar con éxito tus finanzas personales. Cuanto mas chicos sean tus ingresos mas importante es que respetes tu presupuesto. No tenés margen de error.

Presupuesto como un error

Si ya intentaste llevar un presupuesto y no pudiste pudo haber pasado que te obligabas a rutinas y ahorros demasiado exigentes por ende incumplías y te desmotivabas. Anotarte exactamente cada gasto de cada día durante 6 meses suena lógico pero es impracticable. Dejar de comprar tu almuerzo en el trabajo y cocinarte sin haber planificado las comidas de la semana es casi imposible. Presupuestar implica aceptar hacer otras cosas que antes quizás no hacías o no le encontrabas sentido.

Presupuesto como agente de viajes

Pensá en el presupuesto como un agente de viajes que le da a cada ahorro y gasto el destino que se merece. Así es como el ahorro va al FCI y el pago de los servicios a la cuenta con débito automático.  Así es como tu presupuesto se asegura del buen viaje de tu dinero a lo largo del mes (Y te permite empezar a preparar tus vacaciones).

Presupuesto como plan de acción

El presupuesto te permite alcanzar objetivos a cierto período de tiempo. El presupuesto y los objetivos son tus decisiones, el camino que querés que recorra tu dinero para alcanzar ciertas metas. En tus metas y objetivos no hay límites. Los límites los ponés vos. Claro que algunos objetivos tardan mas en alcanzarse que otros pero siempre se pueden ir combinando para obtener «victorias» intermedias que nos motiven e impulsen a mas.

Presupuesto como huella dactilar

Hay tantos modelos de presupuesto como huellas dactilares pero todos empiezan en dos listas: Ingresos (sueldos, changas, rentas, ventas por internet, etc.) y Egresos (alquiler, impuestos, seguros, servicios médicos, etc.). Al realizar la cuenta INGRESOS – EGRESOS vas a saber cual es tu situación actual y que medidas podes tomar para mejorarla. Siempre se puede mejorar y siempre se puede empeorar. Depende de vos mucho mas que del contexto familiar, laboral y nacional.

Si el resultado no te agrada vas a empezar a buscar la manera de cambiar los hábitos que ese presupuesto implica para obtener mejores resultados. Son tus decisiones día a día las que respetan tu propio presupuesto. En algunos meses quizás solo estés enfocado en reducir las deudas al 15% de tus ingresos. Otros en empezar a ahorrar para las vacaciones.

Acá debajo vas a encontrar los episodios del podcast. Es otra forma de aprender sobre finanzas personales. Una alternativa para tu educación financiera ¡Espero que te guste!

Podes obviar los auriculares si estás solo o sola.

El presupuesto es tan dinámico con tus necesidades y la forma en la que decidís solventarlas. El presupuesto tiene mil caras, aprovechalas. Con el paso del tiempo vas a transformarte de ahorrista en inversor y te vas a sentir un gran orgullo del camino recorrido en tus finanzas personales.

Un poco de música para pensar en tu presupuesto.