Cuenta espejo ¿Quién es el inversor mas bonito?

Cuando empezás a invertir en bolsa no todo es acciones y bonos o alzas y bajas. Hay una parte fundamental del sistema que quizás pases de largo pero que define la razón de ser del mercado de capitales. La cuenta espejo. ¿Te sorprendí? ¡Presta atención!

Vos como inversor tenés dos cuentas «espejo», dos accesos a tu dinero. En la plataforma que te indique tu ALYC y en la Caja de Valores.

Para invertir tenes que transferir dinero desde tu banco a la cuenta comitente. Para ello las ALYC te dan sus datos de transferencia y lo haces como cualquier transferencia electrónica.

Por las políticas de prevención de lavado de dinero las transferencias deben realizarse desde cuentas con el mismo titular que la comitente que queremos fondear. Los ALYC van a negarse a recibir dinero en efectivo y si queres usar cheque vas a darte cuenta que resulta mas caro.

Con el dinero transferido el ALYC espera por tus operaciones y va depositando los bonos, acciones y CPD en la Caja de Valores que funciona como contraparte central de toda la operatoria bursátil. De esta forma tu cuenta comitente con tus activos esta resguardada de posible mala praxis bursátil por parte del ALYC.

Vos como inversor podes chequear tus valores bursátiles en la plataforma de tu ALYC o en el Portal Único de Contacto (PUC) de la Caja de Valores. Además te envían un resumen trimestral por correo con los movimientos y saldos de tu cuenta comitente.

El inversor mas bonito es el que cuida cada peso de sus inversiones chequeando que la información que le brinda ALYC y PUC coinciden. Darle seguridad al inversor es una de las claves para que el mercado de capitales crezca y cada vez mas personas puedan dar el paso de plazofijistas a inversores.