Compra inteligente en el Supermercado

Comprar en el supermercado es parte de los gastos necesarios de cualquier familia. ¿Podes mejorar esa compra y hacerla más inteligente? ¡Si! Voy a compartirte algunos tips para mejorar la eficiencia de tu compra en el supermercado.

Las segundas tienen premio

Comprar las segundas marcas tiene premio (más dinero en tu bolsillo para los productos que si o si tienen que ser de primera marca). En algunos productos no te agrega valor comprar primeras marcas entonces optás por las segundas. En otros las primeras marcas te resultan caras pero el nivel del producto es claramente superior. Entonces aprovechas el ahorro (que puede llegar hasta el 35%) de la compra en segundas marcas para poder adquirirlas.  

En algunos productos comprar una segunda marca es perder demasiada calidad, allí es donde podés destinar el ahorro que ya hiciste con el resto de la compra. La clave es tener detectados qué productos son los que realmente marcan la diferencia por su servicio o calidad.

ADDENDA PERSONAL: Las papas fritas de tubo marca Día son uno de los mejores ejemplos ¡probalas!

Elegí el mejor supermercado para comprar y ahorrar

No todos los supermercados tienen los mismo productos y la misma relación de primeras y segundas marcas. Además según las tarjetas de crédito y débito que tengas te va a convenir un supermercado u otro. No siempre te conviene comprar en el chino “de a la vuelta” o en la cadena de descuentos.

Que un supermercado tenga las mejores ofertas no significa que sea el que más te conviene para comprar. Las ofertas te pueden ayudar a ahorrar, pero tenés que aprovecharlas y no caer en compras innecesarias. A cada consumidor le queda cerca un supermercado de su conveniencia ¡solo tenés que encontrarlo! 

ADDENDA PERSONAL: Estar atentos a las nuevas iniciativas como Mi Carrefour combinadas con Clarín 365 y Club La Nación puede resultarte muy útil. No suelen cubrir toda la compra que hagas pero es probable que presentando ambas puedas ir generando ahorros en cada visita al supermercado. 

Comprá con “La Lista”

Tan fácil como eso. Llegar al supermercado con un listado detallado de la compra. Es la forma más fácil de comprar solo lo que necesitas y no caer en tentaciones o compras innecesarias.

Si preferís la compra on line es mucho más fácil. Casi todos los sitios tienen listas predeterminadas en su web que se adaptarán al tipo y frecuencia de compra que tengas.

ADDENDA PERSONAL: Yo uso un mix de compra on line mensual y presencial semanal. La compra más grande es on line y mensual. Para esa compra siempre aprovecho un descuento del hipermercado y otro por compra on line de mi tarjeta de crédito.  Tengo dos listas predeterminadas para los meses con más o menos consumo. Las compras semanales son en otro supermercado (los dos días que tengo descuento con la membresía de un diario) o en la feria barrial de abastecimiento. De esta manera puedo hacer la compra semanal 3 de los 7 días de la semana.

Claro que con esto solo no alcanza pero es un buen comienzo. La lista va a ordenar tus compras, el supermercado correcto te va a contener el gasto que podés hacer, incluso equivocándote, y una adecuada proporción de segundas marcas es la frutilla del postre para comprar bien en el supermercado.

Los tips más efectivos para ahorrar en la compra del supermercado te van a permitir elegir mejor qué comprar, dónde comprar y planificar lo que vas a comprar.

Panza llena

No tenés que ir con el estómago vacío a realizar la compra semanal o mensual. Si tenés hambre vas a comprar impulsado por la ansiedad, y por ende, llenándote de productos innecesarios.

Precio x Kilo

Comparar el precio por kilo o unidad entre varias presentaciones puede ser muy útil para evitar comprar más caro un producto. No te dejes llevar por el precio final de esa presentación.

ADDENDA PERSONAL: Un ejemplo muy claro es el costo de las bebidas gaseosas en botellas de 2 litros versus las latas. Adiviná cuál es la más cara.

Si tenés claro el costo de un kilo o litro (en alimentos y bebidas) o una unidad (metros en el papel higiénico, por ejemplo) vas a poder detectar qué presentación te conviene más. Algunas bebidas tienen presentaciones por 970 cm3 y otras por 1000 cm3 por eso al igualar el precio vas a saber exactamente cuál te conviene comprar.

Llegá hasta el fondo

Aprovecha la alacena hasta al fondo. En economías con inflación adelantar cualquier compra de un bien que sabemos que vamos a utilizar nos permite comprarlo más barato. Lo mejor es aprovecharlo con las categorías de productos más caras como los artículos de limpieza o los pañales. Si tenes donde almacenar en buenas condiciones ¡Esta es una gran opción!

Perspicacia

Nada es casualidad. Los changuitos suelen tener tendencia a girar hacia la góndola, tienen el mayor tamaño posible, para tentarte a llevarte mas cosas, los productos de primera necesidad están lo más lejos posible de la entrada ¡bien al fondo! para asegurarse que recorras todas las góndolas y te tientes con algún producto.  

ADDENDA PERSONAL: Los productos que el supermercado quiere que te lleves si o si están a la altura de los ojos. A más baja altura están los más baratos de esa misma categoría. Comprar bien implica hacer un poco de ejercicio.

Siempre me gusta compartir tips para mejorar tus finanzas personales. Hoy es el turno de los supermercados. Si se usás otro ¡Agregalo en los comentarios! Estamos leyéndonos.

Anuncios