Ahorrar más y mejor ¡Pagate a vos mismo!

El principal problema para conseguir tus objetivos financieros esta en vos. Esta en las ideas que generación tras generación se fueron instalando en tu familia y tu círculo social.

Tengamos en cuenta que el ser humano está biológicamente diseñado para buscar la recompensa inmediata y no para pensar a largo plazo. En 1972 la Universidad de Stanford realizó un experimento que lo ratificó.

El “Marshmallow experiment” consistía en dejar a un niño en una habitación con un malvavisco encima de la mesa. Él podía comerse el dulce  en cualquier momento, pero si esperaba a que el investigador regrese, podría llevarse dos malvaviscos. El doble de recompensa por postergarun deseo unos pocos minutos.

Obviamente la mayoría optó por comer el caramelo. Menos del 30% soportó el impulso y postergó la gratificación. El dulce les tapaba algo mas que un bosque.

Con el impulso de la publicidad y la carga genética de generaciones sin formación en finanzas personales muchos adultos se comportan igual que los niños del experimento. Consumo ahora, después veo como pago.

Por eso es importante que te pagues a vos mismo. Separá un porcentaje de tus ingresos apenas lo cobrás y colocalos en algún instrumento de inversión. Así no lo gastas y la le ganas a los impulsos y toda la parafernalia del consumo que nos rodea.

De esta manera ahorras automáticamente a medida que vas ganando dinero por tu trabajo. Aunque tus ingresos sean bajos podes establecer un porcentaje bajo, por ejemplo un 10%, para comenzar y disfrutar del interés al final de cada mes. Sino tus ahorros caen en una espiral de consumo que a mayor sueldo se transforma en mayor consumo innecesario.

Desde la primera vez que lo hagas vas a notar la diferencia. Así vas a estar rompiendo memes financieros familiares y sociales que te impiden crecer. Para lograr resultados distintos tenés que cambiar comportamientos y acciones. Este es un nuevo camino contá con esto blog para llevarlo adelante. 

Anuncios