72 razones y un interés para ahorrar

Ahorrar sin un objetivo concreto es un problema. Parece que el esfuerzo no valiera la pena. Ponerte un objetivo te impulsa a alcanzarlo. Y para ahorrar necesitas un objetivo, dinero y tiempo. 

El interés compuesto es el mejor aliado de tu ahorro y es el resultado de dar en el blanco con objetivo ,tiempo y dinero. Al acumular intereses y capital sin retirar el monto final mes a mes vas a poder ver muy buenos resultados en el tiempo. A más tiempo aplicando la fórmula del interés compuesto más exitoso será tu proceso de ahorro e inversión.

Para eso empezar a ahorrar lo antes posible te permite aprovechar el tiempo y el interés compuesto a tu favor.

Para tener un objetivo claro y definido podés plantearte duplicar tu capital una vez que empezaste a ahorrar. Para eso la regla del 72 te va ayudar. Una inversión se duplica en un periodo de años que da como resultado de dividir 72 entre el interés que consigas. De esta forma, con un interés anual del 6% tardaríamos 12 años en duplicar nuestros ahorros (12=72/6).

El tiempo es el gran aliado del interés compuesto. Juntos son muy poderosos y te permiten transformarte de ahorrista en inversor. Los 3 dardos para transformarte son: objetivo, tiempo y dinero.

Anuncios