Rocky aprende a los golpes ¿Vos también?

Rocky es la saga de películas de boxeo más exitosa de la historia. ¿Que tiene eso que ver con tu finanzas personales? ¡Un montón! Escritas, dirigidas y/o protagonizadas por Sylvester Stallone pueden servirte para reflexionar sobre el uso que le das al dinero y como es el camino de un emprendedor.

En la primer entrega de la saga un muchacho “con pocas luces” tiene una chance y la aprovecha al máximo saliendo de su zona de confort. Es un hijo de inmigrantes “constuyéndose”  ha si mismo, el sueño americano del “self made man”. Teniendo en cuenta el final de la película estrenada en 1976, el arco argumental refuerza la idea que es mas importante el camino recorrido que el resultado final.

ADDENDA PERSONAL: Rocky trabaja para un “prestamista”, el peor producto crediticio que existe, como cobrador intimidando a los morosos para que paguen sus deudas. 

En el discurso de Adrianne en la playa durante Rocky III se refuerza la idea lo importante no es carecer de miedo sino poder convivir con él. Miedo al fracaso, miedo a perder, miedo a ciertas seguridades.

Todos los miedos que tiene un emprendedor cuando arranca su camino sin jefes. Como escribió alguna vez Laura Vela en Dinero en Imagen:

Rocky Balboa tiene un lugar especial en el corazón de los emprendedores, simplemente porque estos últimos al igual que el boxeador se enfrentan a pronósticos adversos y competencia brutal, en muchas ocasiones con poco apoyo.

También nos muestra que sucede cuando hacemos compras que exceden nuestros niveles de ingresos o basados en “posibles ingresos futuros” como vemos aquí con la ropa, la casa, el auto y ¡la correa del perro!:

Rocky podría escuchar los comentarios de Adrianna pero prefiere seguir inmerso en un raid de compras, por suerte no cae en la infidelidad financiera.

ADDENDA PERSONAL: Si te das cuenta que estas por hacer compras impulsivas recordá esta regla. A mi me ayudó para no caer en gastos innecesarios. 

En la cuarta película Rocky se espolvorea todo el “soft power” posible para unir su historia personal con el fin de la URSS al decirle a los moscovitas:

“… si yo puedo cambiar, y vosotros también, ¡todos pueden cambiar!”

Ya en 2006, en Rocky Balboa vuelve al ring y retoma el discurso del emprendedor y la victoria sobre las adversidades:

“…Ni vos, ni yo, ni nadie golpea más fuerte que la vida, pero no importa lo fuerte que golpeas, sino lo fuerte que pueden golpearte. Y lo aguantas mientras avanzas. Hay que soportar sin dejar de avanzar, así es como se gana. Si vos sabes lo que vales andá y conseguí lo que mereces, pero tendrás que soportar los golpes.”

La saga del boxeador italoamericano siempre fue un viaje emotivo a la década del ´80. Ahora podes pensarla como un pequeño manual de finanzas para emprendedores. Invertir y emprender implica enfrentar riesgos y miedos. Algo vas a tener claro: El camino es la victoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: