Empezá a preparar tus vacaciones

¿Vacaciones en Agosto? Si empezás a enfocar tus finanzas personales vas a encontrarte con que agosto es un buen mes para empezar a pensar tus vacaciones de verano. Así al llegar el momento vas a poder disfrutarlas sin estrés financiero. Estas son lagunas de las claves para lograrlo.

Llenar la alcancía con hábitos financieros saludables.

La distinción entre gastos necesarios e innecesarios te permite ir llenando la alcancía con dinero que de otra forma “se te escurre de las manos”. Si durante el último cuatrimestre del año evitas salir todos los fines de semana a comer afuera o pedir delivery, te llevas una vianda para almorzar en el trabajo y evitarte ese gasto cotidiano, fumás menos o solo cargas nafta los días con promoción en tu tarjeta de crédito estás postergando gastos que pasan de ser innecesarios a necesarios. El descanso es importante y necesario ¡Que no se te escurra de las manos durante el año!

Generar el “Fondo de Vacaciones”

Con el dinero que nos ahorramos al transformar gastos innecesarios en ahorro para las vacaciones podemos generar un apartado del fondo de consumo para transformarlo en el fondo de vacaciones. Según la coyuntura FCI, LETES y plazos fijos pueden ser alternativas para colocar el dinero y tenerlo listo para la época de las vacaciones estivales. Al colocarlo en estos instrumentos financieros en los meses previos estarás dando el paso del ahorrista al inversor. Así el dinero trabaja para vos y no vos para el dinero.

Establecer el tipo de viaje a realizar

Siempre debemos tener bien determinado y claro de antemano el tipo de turismo y las herramientas para cada uno de ellos. Hoy en día Airbnb, Bestday, Almundo, Uber y TripAdvisor son herramientas muy importantes para tus finanzas personales.

Te comparto dos “paradigmas” de viaje de vacaciones en verano que establecí con mi esposa. Hay tantos como parejas y gustos personales pero me parece que puede ser útil para clarificar la idea:

Tipo 1 – Ciudad – Caminar – Mochila – Multidestino

Tipo 2 – Playa – Reposera – Silencio – Un destino

Son dos tipos de viaje bien distintos que exigen una preparación completamente distinta. No es lo mismo visitar muchos paises que uno solo (donde los costos de los transfers casi nunca se contabilizan y suman bastante). La ropa que te llevas es muy diferente en cada caso (Si hacés 10 días de playa y all inclusive casi que podes viajar con una mochila y listo). Las compras en un viaje multidestino suelen ser un dolor de cabeza por el costo del exceso de equipaje. En los últimos años muchos viajeros optan por vuelos internos en Europa por aerolíneas low cost que luego les cobran por las valijas perdiendo la ventaja del buen precio por el pasaje.

Flexibilidad

¿Es necesario ir a Brasil en Enero para tener buenos días de playa? ¿Es una opción ir en Abril? ¿Tenemos que ir a Buzios o podemos permitirnos ir hasta Maceió? Si no tenes compromisos laborales o de estudio correrte de la “temporada alta” puede ser beneficioso para tus finanzas personales. Incluso en los meses de mayor afluencia de público podes buscar alternativas para cuando empiezan a llegar a su fin.

Los newsletters de líneas aéreas, cadenas de hoteles o agrupadores de ofertas te permiten ser el primero en enterarte de las promociones si posees flexibilidad.

Presupuesto realista

Es esperable que te relajes con los gastos durante tus vacaciones por eso es importante que hagas un presupuesto realista antes de viajar. Ahorrá para ese gusto que vas a querer darte en la playa o en esa caminata por un emblemático puente. Desde atracciones y espectáculos hasta propinas deben estar prevista en el presupuesto de las vacaciones. La mayoria de las atracciones y transportes te brindarán sus costos por internet facilitandote la tarea. Además podes buscar foros de viajeros donde te cuenten la experiencia en cada una y si efectivamente lo vale. Comparar e investigar van a ayudarte a tener unas grandes vacaciones y un mejor regreso.

Esto te va evitar abusar de la tarjeta de crédito durante todo el viaje.  Puede traerte dolores de cabeza y estrés financiero después. Siempre vas a poder contar con el pago mínimo y la cuotificación de consumos de la tarjeta de crédito pero deben ser la última opción, una alternativa y no él método habitual de saldar tus vacaciones.

Adelantarse a los imprevistos

¿Contás con cobertura de salud internacional? ¿Te cubre tu obra social o Prepaga en el lugar donde vas a estar? Incluso acceder a medicación puede ser complejo si no te podes expresar en tu idioma. Pasar por alto estas preguntas te saldrá caro en términos de salud, no solo financieros.

Viajando al exterior el monto del dinero que implica esta cobertura es realmente bajo y es muchisimo lo que ahorras si llegase a pasarte algo. En algunos casos cuentan con un numero de emergencia para llamar con operadores que te asisten en tu idioma, lo cual no es un dato menor en situaciones de emergencia.

Luego de la última devaluación veranear en el exterior se volvió un poco mas difícil para muchas personas. ¿Deben renunciar a esos días en el exterior? ¡No! ¿Y entonces? ¿Reventamos la tarjeta de crédito? ¡No! ¿Que hacemos? Planificamos y reducimos los gastos innecesarios

Ahora a ejecutar cada punto y empezar a disfrutar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: