Billions: titanes del showtime

¿Que tienen en común Bobby Axelrod de Billions y Martín Karadagian de Titanes en el Ring? Ambos tienen en “el cortito” su mejor arma, las mas letal y son expertos en su uso.

El armenio mas famoso tenia su golpe “cortito”, a la toma de catch mas letal, exhibicionista y eficaz. Su capacidad de daño en los contrincantes hizo que solo la use en los momentos exactos, precisos y definitorios. Igual que Bobby con sus ventas de opciones bursátiles.

Cómo comportamiento diferencial puedo alegar y sostener que el armenio hacia un uso gourmet del “cortito” mientras que la empresa con nombre de hacha se caracteriza por ser un tenedor libre de “ventas en corto”.

Martín siempre vencía, era el dueño del show y se había ganados amigos y enemigos por doquier. Las temporadas de Billions nos están asegurando eso y Showtime parece decidido a continuar con el suministro.

La serie estadounidense basa su argumento en la capacidad que tiene su protagonista de ejecutar una operación bursátil particular. La venta en corto. Los guionistas escamotean una verdadera explicación y me han obligado a trabajar en este post.

La venta en corto es una “opción bursatil”, un instrumento financiero en el cual una persona apuesta por la suba en el precio de una acción y otra a la baja. Es un partido con ganadores y perdedores, no hay empate. Como en las peleas mundialistas que se hicieron en el Luna Park y Canal 9 transmitió a todo el país con su recién estrenado móvil de exteriores.

AXE Capital se especializa en ganar esos partidos por goleada (y hacer transpirar a todos los involucrados). Por los números que tenemos vistos hasta ahora los resultados son similares al olvidable 5 – 0 de Colombia sobre Argentina o el magnánimo 7 – 1 de Alemania sobre el organizador de la Copa Mundial de la FIFA en 2014.

Las opciones bursátiles son operaciones donde AXE Capital pide prestada una acción, paga por ello un alquiler, las vende a un precio, espera que bajen de precio, las recompra y se queda con la diferencia, devolviendo las acciones a quien se las había alquilado.

Es un negocio contraintuitivo, muy riesgoso y solo recomendado para especialistas. Así lo explica wikipedia:

“El que realiza la operación espera obtener un beneficio económico a partir de la hipotética futura bajada del precio de los valores, ya que retorna la misma cantidad de valores que tomó en préstamo, pero no el mismo valor monetario. Si por el contrario los valores subieran, sufriría una pérdida.”

Si la acción no actúa tal como el inversor espera sus perdidas pueden ser infinitas pero si su pronóstico es acertado habrá amasado una pequeña fortuna en un lapso de tiempo muy corto.

En otro posteo me voy a centrar en el concepto de “inside information” y como esto es clave para entender la pesquisa judicial de Chuck Rhodes, el fiscal del Distrito Sur de Nueva York en la ficción.

La próxima vez que te critiquen por estar mirando Billions alega en tu defensa que estás aprendiendo sobre “short selling”, tal su nombre en inglés, y que las lebacs son para principiantes. Hasta quizás impresiones a la familia de tu pareja en una comida familiar.

Los cortitos de Martín y Bobby están dentro de la legalidad, son recursos propios de gladiadores y divierten a toda la familia desde tu pantalla amiga.

Anuncios

4 comentarios sobre “Billions: titanes del showtime

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: