Los gastos en la pareja y la infidelidad financiera

Nos centramos en los tipos de gastos en la pareja. Según como afronten cada tipo de gasto podrán tener ordenadas sus finanzas personales o serán victimas de la ignorancia financiera. O peor sucumbir ante la infidelidad financiera

Los gastos en la pareja pueden agruparse en cuatro etiquetas: Necesarios, innecesarios, deseables e imprevistos.

Toda pareja puede diferenciar gastos deseados y gastos necesarios. Puede llevarle mas o menos tiempo pero es una actividad que puede resolverse luego de una conversación a conciencia con beneficios muy cuantificables.

Esta diferenciación es muy saludable para que las parejas se consulten y validen al realizar compras sin la presencia del otro miembro de la pareja. La validación “del otro” reduce los gastos innecesarios y por el otro clasifica y organiza los gastos totales.

Los gastos innecesarios son aquellos que no están vinculados a la satisfacción de una necesidad puntual y que suelen ser “hormiga”. Estas hormigas se llevan el dinero de la pareja hacia un lugar desconocido impidiéndole ahorrar, invertir o constituir los fondos para vacaciones, consumo o imprevistos. Los gastos hormiga suelen ser tan pequeños y están tan asociados a rutinas personales que a diario pueden pasar desapercibidos. Los gastos innecesarios suelen estar asociados a servicios innecesarios o que hayas dejado de utilizar (cable, streaming, telefonía , etc.) y se haya vuelto costumbre pagar regularmente.

ADDENDA PERSONAL:

El café de Starbucks al entrar al trabajo fue mi debilidad durante mucho tiempo. Como realmente me gusta mucho la decisión fue eliminarlo de Lunes a Jueves y si esos cuatro días no lo compraba me premiaba el viernes con un buen machiatto latte. 

Un ejemplo de gasto innecesario puede ser el uso de tu auto. Mas allá de los gastos fijos de seguros y patente, el costo del combustible puede ser un lastre cotidiano para tus finanzas personales. Podés mitigarlo cargando combustible solo los días que tenes promoción con tu tarjeta de crédito pero si logras usar el transporte público, la bicicleta o compartir el auto algunos días a la semana vas a notar la diferencia en tus finanzas personales (Además de colaborar con la ecología).

Otro ejemplo es prepararte la comida ya que puede significarte un ahorro de no menos del 40% si sumamos reducir algunas cenas en restaurantes, el delivery para la cena y comprar comida en el trabajo para tu almuerzo. Prepararte la vianda acomoda tus finanzas.

En algunos casos evitar comprar aquellas cosas que no necesitas es un punto básico del ahorro. Las compras impulsivas pueden deteriorar tus finanzas personales a fuerza de compras que te llaman la atención pero no te resuelven ninguna necesidad.

Los gastos necesarios son aquellos que están relacionados estrechamente a una necesidad para la subsistencia y marca la “reproducción de la fuerza de trabajo” de la pareja. Son todos los gastos de la casa y “la diaria” de cada uno de sus integrantes.

Los gastos deseados no están estrictamente relacionados a ninguna necesidad puntual sino que tienen que ver con el status de cada uno de nosotros. Saber reducirlos permite conformar los fondos de consumo, ahorro y vacaciones para postergar consumo en el tiempo y ganar en solidez en nuestras finanzas personales abandonando el stress financiero.

Los gastos imprevistos son aquellos que no se pueden prever y casi siempre son saldados con la tarjeta de crédito. Para superar estas situaciones podemos contratar previamente seguros (Robo de automotor, Fallecimiento, Pérdida de Empleo, etc.) o generar mes a mes un fondo de ahorro de imprevistos que luego invertiremos en instrumentos de renta fija (Pueden ser plazos fijos, FCI o Letes según la coyuntura económica).

Estas definiciones para los gastos tienen sentido si no incurrimos en infidelidades financieras

¿Pero que es una infidelidad financiera? Ocultar a nuestra pareja el total del resumen de la tarjeta de crédito o no avisarle que solo abonamos el pago mínimo, o que cuotificamos algún consumo es una infidelidad financiera. Toda actitud o acción que implique omitir, no compartir o distorsionar información sobre las finanzas de la pareja es una infidelidad financiera.

La infidelidad financiera es una de las armas mas poderosas para destruir una pareja. Suelen iniciarse por pequeñeces y al ritmo de una adicción terminan por destruir el vínculo. Por eso es necesaria una categorización de gastos compartida, realizada a conciencia y centrada en el bien común de la pareja. Con dialogo y escucha activa las finanzas personales te ayudan a tener una vida mas plena.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: