Como fijar objetivos financieros

Empezar a ahorrar puede ser un propósito de año nuevo, algo que se piensa mientras elevamos la copa junto a los que mas queremos pero no es un objetivo. Y menos si pensamos en finanzas personales. Muchos llegan a febrero desanimados y para semana santa ya dieron por perdido el año en lo que a ahorro se refiere. Te ayudo a cambiar esta realidad.

Para transformar un propósito en un objetivo tenemos que empezar por transformar el proposito en una frase especifica, medible, alcanzable, relevante y definida en el tiempo, a saber:.

Específico: El objetivo debe estar bien definido y escrito. Es una forma de comprometerte personalmente.

Medible: Se debe poder medir ¿$1000 o 10% de mis ingresos? En contexto de inflación y paritarias te conviene establecer un porcentaje mas que un monto fijo.

Alcanzable: ¿Es realista? ¿Es posible lograrlo? ¿Sos capaz de alcanzarlo? No te autoengañes, no debe ser no muy facil, ni imposible.

Relevante: ¿Realmente mejorará tu situación? ¿Estarás haciendo una diferencia con tu situación actual? Otra definición puede ser desafiante, un objetivo que te pone en otro lugar sin que eso sea imposible de alcanzar.

Definido en el tiempo: ¿Qué tiempo te das para lograrlo? ¿En que momento vas a chequear el rumbo? Lo podes ordenar por día, semana, quincena, mes, semestre o año. Lo importante es que puedas ir chequeando el avance y tomar las medidas necesarias apenas ves que te desvias.

 ¿Un ejemplo? Ahorrar el 35% de mis ingresos durante un año.

Simple, directo y concreto. Esta definido en el tiempo y te permite organizarlo mes a mes o semana a semana. Te permite medirlo con solo una regla de tres simple sobre tus ingresos netos. Es relevante dado que implica acomodar tu economía personal al 75% de tus ingresos. Es súper específico y se puede alcanzar.

Para impulsar este objetivo de ahorro tenemos que encontrar los estímulos personales correctos que nos acerquen a él.  Ahorrar implica postergar algún consumo en el presente para realizarlo en el futuro.

La postergación puede realizarse organizadamente para que tus finanzas personales mejoren mes a mes o refunfuñando y protestanto por hacerlo. El riesgo implícito en la segunda opción es que luego por no ahorrar tengas que recurrir a préstamos cuyo CFT y TNA son el verdadero precio que pagas por no salir de tu desorden financiero.

¿Cómo puedo ahorrar sin sentir que no vale la pena?

Quienes no logran ahorrar sienten que nunca alcanzaran a juntar el dinero necesario para realizar una compra importante o unas merecidas vacaciones, por eso prefieren endeudarse y disfrutar. Esta actitud tiene un costo y además puede llevarte a tomar mas créditos que los que podes abonar. Lo cual sumará a los intereses regulares los punitorios. Por eso tener un objetivo puntual ayuda y apenas empiezo a ahorrar tengo que asignarle un fin específico, a saber:

Fondo de Emergencias: Ante cualquier imprevisto tener ahorrados 6 meses de ingresos te permitirá superar casi cualquier imprevisto. Enfermedades, despidos o accidentes son parte de la vida por lo cual ahorrar un monto fijo es un resguardo importante. A medida que vas construyendo este fondo tenes que buscar algún instrumento financiero de bajo riesgo y fácil acceso para que además de ahorro se transforme en una inversión. De esta manera ante cualquier eventualidad negariva e imprevista vas a tener tu propia cobertura.

Fondo de Consumo: Es el ahorro que juntamos mes a mes para comprar ropa, electodomésticos o irte de vacaciones. Son bienes y servicios que vas a tener que pagar y que si lo haces con un préstamo o tu tarjeta de crédito va a terminar siendo mas caro (salvo que exista algunas promoción puntual que resulte beneficiosa).

Algunas personas adquieren estos bienes con préstamos o utilizando la tarjeta de crédito con un argumento particular:

“Me obligo a ahorrar para pagar la cuota”

Si a lo largo de un año haces varias compras con esta mentalidad es probable que tengas inconvenientes de pago o que debas destinar el medio aguinaldo solo a pagar deudas por el impacto de los intereses y no tener tus finanzas personales ordenadas. Solo será beneficioso si existe algún tipo de promoción muy puntual y ventajosa.

Además comprar primero y pagar después puede llevarnos a realizar compras compulsivas que realmente no necesitamos aumentando nuestros gastos innecesarios bajo la influencia de la publicidad y no nuestras necesidades materiales.

Fondos para invertir: Podes transformarte de ahorrista en inversor con dos estrategias diferentes pero muy válidas.

Una es comenzar a emprender como una forma de encontrar un ingreso extra para tu economía personal. Aprovechar tus conocimientos, saberes y hobbies para rentabilizarlos puede ayudarte si pensas salir de tu trabajo actual en el mediano plazo.

Buscar un pequeño capital para invertir en un nuevo negocio es siempre una alternativa. La otra opción es transformarte de ahorrista en inversor bursátil. Suele verse a la bolsa de valores y sus instrumentos como timba, irracionalidad, especulación y estafa. Todos prejuicios basados en el desconocimiento.

Para superar ese desconocimiento tenes que informarte, educarte y capacitarte con blogs como este u otras opciones como Invertir OnLine Academy, Buscatufondo.com o Educación Colaborativa. Esta segunda opción implica dar un paso adelante en tus conocimientos sobre finanzas, conocer tu perfil de inversor y luego comenzar a invertir en instrumentos sencillos como LEBACS, LETES y FCI.

Empezar a ahorrar debe ser más que un propósito de año nuevo, debe ser un objetivo financiero inteligente (específico, medible, alcanzable, definido en el tiempo y relevante) que inyecte dinero en ahorros e inversión mediante los fondos para invertir, consumir y emergencias con los productos que mencionamos en el párrafo anterior. La mejor manera de llegar a febrero animados y motivados para hacer una escapada en semana santa sin comprometer el medio aguinaldo. ¿Este post te ayudó a pensar distinto tus finanzas personales? ¡Es momento de actuar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: