¿Una caja de ahorro para mis hij@s?

¿Dejarias en manos de un objeto la educación de tus hijos? ¿Dejarias que un martillo le enseñe a martillar? ¿Dejarías que una muñeca le enseñe a jugar? ¿Por qué una caja de ahorro le enseñaria por si misma a ahorrar?

Expertos españoles sostienen que una caja de ahorro infantil puede ser la puerta de entrada a la #EducaciónFinanciera pero que por si sola no basta. Y coincido.

La #EducaciónFinanciera ha tomado vigor al calor de la crisis económica ibérica como un instrumento para generar conciencia en la ciudadanía sobre el adecuado manejo de los ahorros familiares. La transformación del #ahorro en #inversión será tema de otro post sobre #FinanzasPersonales.  En la Argentina ni el cataclismo de 2001 impulsó la #EducaciónFinanciera y publicidades como esta muestran lo necesaria que es:

Abrir una caja de ahorro infantil siempre es útil para comenzar la enseñanza sobre #FinanzasPersonales. Pero es solo el primer paso y los adultos enseñamos básicamente con el ejemplo, por ejemplo tomando recaudos al comprar un auto usado o leyéndoles historias donde se aborde la #EducaciónFinanciera, como “Papelitos” de Hernan Casciari y/o Ahorrando el día, el comic de Marvel & Visa.

En el caso de los mas pequeños cualquier juego figurativo de compra y venta será útil para incorporar la noción de intercambio. Para los mas grandes tenemos opciones como “El Juego de la Vida”, “Monopoly”, “Estanciero” y “Deuda Externa” pueden ayudarnos.

Si la caja de ahorro es la base para que luego simulen compran con sus padres y jueguen al mercado realizando correctamente la sumas y restas propias de cualquier intercambio de dinero. Lo mismo con la utilización de las tarjetas de crédito y débito. El juego es una herramienta pedagógica muy poderosa.

“Observar cómo se maneja allí el dinero conociendo el precio de las cosas introduce al niño en el funcionamiento de la economía, no hace falta que gestione ninguna cuenta bancaria hasta la mayoría de edad” comenta Maribel Games de “El Club de las Malasmadres” en declaraciones a medios españoles y claramente en contra de las cuentas de ahorro infantiles.

Con algunos matices sumamos la voz de Alejandro del Bosque, director comercial de Depósitos y Educación Financiera de Scotiabank México “Creo que la educación financiera es algo que puede cambiar la vida en el largo plazo. La infancia es la principal etapa en la vida que empiezas a forjar hábitos” por ende aquí el debate esta saldado en favor de actividades que incluyan a los padres y permitan desde el juego crear habitos financieramente saludables en los niños. Si eso luego repercutirá en el largo plazo es por lo menos una duda razonable pero sin dudas es un comienzo. De hecho los hábitos de higiene bucal pueden tomarse como ejemplo de una formación de hábitos a temprana edad.

“Además de ayudar a planificar mejor el ahorro para el retiro, también para que utilicen mejor las ofertas y servicios que ofrecen diferentes organizaciones financieras o manejar mejor un crédito” suma Del Bosque desde México donde aún no cuentan con sitios que comprar precios de productos financieros como IAhorro

En todo el mundo cada vez es mas sencillo acceder a productos financieros la #EducaciónFinanciera es la inversión necesaria para que los nuevos clientes utilicen correctamente cada opción que el sistema bancario les ofrezca.

La sección Sapos y Princesas del periódico “El Mundo” (España) ha hablado con Ana Castillo, responsable de los talleres “Ahorrar en familia” quién plantea para lo niños más pequeños una versión semanal de la mensualidad “para facilitar que el niño se planifique mejor según sus objetivos.”

Castillo recomienda empezar a educar desde la cotidianeidad, a saber: “debe tratarse de una forma natural, haciendo entender al niño que es un recurso necesario para la familia”. Incluso impulsa a los padres a vincular los conocimientos básicos que los niños comienzan a aprender de mátematicas para vincularlos rápidamente con la #EducaciónFinanciera, en sus palabras “a esa edad aprenden matemáticas, van a comprar a la tienda y pueden empezar a recibir regalos en forma de dinero de familiares”.

Otros expertos aseguran que para recibir una paga el niño debe alcanzar los 12 años pero resaltan que el objetivo de la paga es aprender a gestionarla bien, más que premiar o castigar comportamientos.

Un error probable es entregar una paga semanal y desentenderse del tema. Sería mas interesante fijar una pequeña cantidad con periodicidad semanal y ajustada al presupuesto familiar para facilitar que el niño se planifique mejor según sus objetivos.

Estará en los padres supervisar el gasto y evitar enojos gracias a la previsión. La mejor forma de educar es desarrollar con ellos los hábitos saludables que permitan ecualizar sus gastos e ingresos para luego adaptarlos a su mini presupuesto personalizado. Así en el caso que deseen pagar sus juguetes con el dinero que han ahorrado será una decisión compartida y meditada lejos de cualquier similitud con un gasto impulsivo, innecesario y “hormiga”.

En el caso de los juguetes resulta importante destacar que compren aquello que les gusta realmente a ellos, que sean consumidores inteligentes, y que no se dejen influenciar por lo que le gusta a la amiga o lo que ven Youtube o en la televisión.

Y ahora que estamos mas informados ¡Que se vengan los chicos!

 

Anuncios

Un comentario sobre “¿Una caja de ahorro para mis hij@s?

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: