¡Tengo miedo de invertir!

El origen de la palabra miedo se encuentra en el latín metus que la RAE define como “‘temor”. Luego avanza en dos acepciones principales:

1. m. Angustia por un riesgo o daño real o imaginario.

2. m. Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea.

En el primer caso si nos preparamos y fortalecemos nuestra #EducaciónFinanciera podremos disminuir cualquier riesgo o daño real o imaginario, como lo hacen los chicos de la imagen de portada de este post que seguro tuvieron miedo pero se acercaron pasito a pasito a la baranda y disfrutaron del paisaje.

Una de las mejores formas de sacudirse el miedo para invertir es capacitarse por eso acá, acá, acá y acá podes acceder a información sobre estafas o “Cuentos del Tío” financieros.

Si querés conocer un poco mas sobre Fondos Comunes de Inversión, LEBACS y LETES clickea cada palabra así accedes a un posteo exclusivo sobre cada una de esas modalidades de inversión.

Recordá bien que no tenés que invertir en aquello que no entendés como funciona y siempre recurrí a entidades reconocidas por ByMA y/o BCRA .

El miedo a la oscuridad es un clásico, como esta canción:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: