Impuestos escondidos e invisibles

Todo eso que pagamos y no vemos. La carga impositiva muchas veces es invisible y dificulta la toma de conciencia tributaria y fiscal por parte de los consumidores. Lo mismo sucede con los diversos componentes de una cadena productiva y su responsabilidad e impacto en el precio final de un producto.

Empieza a tomar lugar en la agenda de los grandes medios la esquizofrénica estructura tributaria de nuestro país. En ese sentido Marcelo Capello, presidente del Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) realiza un gran resumen en La Nación:

“Si el contribuyente no se da cuenta de que le están cobrando un impuesto (viene escondido en el precio), mal podría preocuparse por controlar la calidad del bien o servicio público que recibe a cambio. Cuando en un sistema tributario resultan mayoritarios los impuestos de este tipo, existe demasiado poco control ciudadano sobre las acciones del gobierno”,

Explica Capello que en Argentina las cargas fiscales vienen incluidas en los precios que abonan los consumidores por los bienes y servicios que adquieren. Esto hace que no sea sencillo realziar algún control sobre la cantidad y calidad aquello que se esta comprando.

Si te interesa el tema en entradas anteriores nos enfocamos en los casos de las facturas de gas, luz y una tableta de chocolate. En los primeros dos casos la discusión nos llevará a la actualización tarifaria de los últimos dos años mientras que en el tercero hacia la responsabildad y necesidad de impulsar el Fair Trade a nivel global.

¿Como se ven los fantasmas en tu economía? Esta canción algo quizás te diga:

Anuncios