¿Me estafaron al comprar un auto usado?

La sobremesa del último domingo fluyó hacia un tema inesperado. ¿Vida extraterrestre? ¿Libertades Individuales? ¿Cómo cambiar el cuerito de una canilla? ¡No! Las ventajas y desventajas de adquirir un auto usado. La única conclusión valida que sacamos se enfocaba en “comprar un buen usado” por lo tanto la charla puede resumirse en 11 respuestas a esta pregunta:

 ¿Qué cosas debemos no olvidarnos antes de comprar un auto usado para luego no encontrarnos con sorpresas? 

1 – Pedile la vueltita – Manejá el auto que quieras a comprar

Mas del 70% de los concesionarios de la Argentina no ofrecen pruebas de manejo a sus clientes, según la consultora Jordax Aprendizaje. Tal vez tu concesionario más cercano no tenga un vehículo para pruebas, pero podés averiguar en otros barrios. Y no aceptes una simple vuelta a la manzana ¡Probalo de verdad!

2 – Acordate de Lita de Lazzari – Pateá la calle

Si ya decidiste qué auto vas a comprar bañate en incredulidad ¿Coincide el precio de lista oficial con el del concesionario? Algunos tienen promociones especiales. Otros pueden bonificarte el patentamiento. Algunos pueden obsequiarte accesorios. Y otros estarán más predispuestos a bajar el precio a cambio de un pago en efectivo.

3 – Ojo con los créditos – No es solo la cuota

Si vas a financiar tu compra, recordá que no estás obligado a tomar el plan que te ofrecen las marcas. Podés trámitar préstamos personales en el banco o negociar planes de pago específicos de cada concesionario. Poné mucha atención sobre la letra chica de los contratos y, en especial, sobre los gastos extra como costos administrativos y seguros obligatorios. Tené mucho cuidado con los tiempos de entrega y los procesos para cancelación anticipada.

4 – Las palabras se las lleva el viento – Pactá todo por escrito

Precio final, color, equipamiento, accesorios, costos de flete, gastos administrativos, patentamiento. Todo lo que acuerdes con el vendedor debe quedar plasmado por escrito y firmado por ambas partes. En especial, el tiempo de entrega. Si el concesionario no acepta esta regla tan simple es porque sabe que no está en condiciones de cumplir lo que promete de palabra.

5 – El ojo del amo engorda el usado – Defendé tu usado

Tratá de vender tu usado a través de la publicación de avisos clasificados o por internet. Demandan más tiempo y trabajo, pero siempre vas a lograr que te lo paguen mejor.

6 – Algunas sorpresas no son buenas – Averiguá los costos de mantenimiento

Autos de un mismo precio pueden tener costos de mantenimiento muy disímiles en función de la marca y el modelo. El costo del seguro varía de manera notable no sólo en función del modelo, sino también del lugar donde vivas. Compará con otras marcas los costos de los repuestos básicos (filtros, baterías, escobillas, neumáticos). Y averiguá el precio de los primeros cinco servicios de mantenimiento. Evitá sorpresas a futuro.

7 – ¿Qué el árbol no tape el bosque? Calculá la futura depreciación de tu auto

¿Cúanto valdrá tu auto cuando quieras venderlo? La idea es que tu inversión se desvalorice de la manera más lenta posible a lo largo del tiempo. Tomá el precio 0KM de dos o tres autos en los que estés interesado y comparalo con el precio del mismo auto con dos o tres años de uso. ¿Dónde encontrás estos datos? En ACARA y/o DeMotores.com

8 – Se dice de mi – ¿Qué dicen los dueños actuales?

Sondeá la opinión de otros usuarios acerca del auto que te vas a comprar. Internet es de gran ayuda para eso: Webs oficiales de las marcas, Facebook, Twitter y Foros. Otra opción es una búsqueda inteligente en Google: escribí en el buscador el nombre del modelo que querés comprar, asociado a las siguientes palabras: “problemas”, “fallas”, “garantía”, etcétera.

9 – Priorizá el equipamiento de seguridad

No sólo por el bien de tu salud, sino también por el valor de reventa a futuro: a partir del 2014 serán obligatorios los frenos ABS y doble airbag en todos los autos 0KM vendidos en la Argentina. Esto afectará el valor de plaza de aquellos que no los posean.

10 – La del estribo

No compres autos turbodiesel nuevos (o con menos de 10 años) si no estás dispuesto a cargar gasoil premium. Si comprás naftero ¿Sabías que podes ahorrar pagando con tu smartphone? Clickea acá.

11 – La palabra del especialista

¿Y si lo revisa un especialista? Una empresa argentina ofrece el servicio de revisión y control del vehículo para  facilitar la compra de vehículos usados en C.A.B.A. y ciertas zonas del GBA. La ventaja sobre el mecánico de confianza es que también se encargan de chequear la situación administrativa del coche.

Como les conté en el primer párrafo este post surge de una charla de amigos sobre autos por lo tanto les dejo una breve escena de la serie televisiva “Gasoleros” donde dos personajes recuerdan en un taller mecánico que “Amigos son los amigos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: